Sexo duro en el hotel con una morena impresionante que está encantada con la gran polla del tío con el que ha quedado

Quedó con él en el hotel porque sabía que el muchacho la follaría como nunca antes. Tenía ganas de gozar de sexo duro del bueno por una vez, y en cuanto se encerró ahí dentro con él se dio cuenta de que había acertado, menuda tranca que calzaba el muchacho, joooder qué pollón. Se puso como loca esta morenaza, se la succionó, maravillada por lo gorda que era, casi no le cabía en la boca, y luego se le puso encima y lo montó al galope, qué forma de entrar y salir de su coño con cada nuevo bote encima del muchacho, el sonido del golpeteo de la piel se debía de escuchar por todo el hotel. Pero la sesión de sexo duro se prolongó en otras muchas posturas, no pararon de follar duro toda la noche…