Pillé a mi novio dormido y con una erección de caballo y fui a despertarlo a ver en qué estaba soñando, me lo follé

Venía yo de mi paseo mañanero y mi novio aún seguía en la cama dormitando, menudo gandul, pero mira por dónde me di cuenta de la tremenda erección que tenía bajo las sábanas y pensé: A ver qué está soñando este, como esté imaginándose que está con alguna golfa… El caso es que a mí que se empalme así me pone, de modo que quité las sábanas, lo desperté y le dije que quería follármelo ya mismo, y como veréis en esta grabación amateur la verdad es que el chico, para haber estado durmiendo, se espabiló enseguida, me puso a tope a base de pollazos, qué ganas de follarme tenía, joder. Eso sí, me quedé con la duda de si estaba soñando conmigo o con otras morenas…