Pero qué culo tiene esta morenaza de tetas grandes, cuando termines de chupármela ven y móntame hasta romperme la polla

Le encanta saborear una buena polla, se le hacía la boca agua al tener mi verga dura en su boca y literalmente me la lubricó a base de lujuriosos lengüetazos. Estaba tan buena que me volvía loco, no sabía si podría aguantar más tiempo y quería follármela, metérsela hasta que le doliera del gusto, ponerla abierta de piernas frente a mí y gozar del balanceo de sus tetas, aunque si hay algo que me pone es su trasero, tiene uno de esos culos redondos y amplios que es una gozada sujetar por cada cachete mientras le metes la polla y la dejas a ella que se sacuda encima de ti, que marque el ritmo mientras tú tiras de su culo hacia ti y la ayudas a cabalgarte, qué pasadaaaaa.