No apruebas ni de coña el examen de conducir, pelirroja, pero si te vienes al asiento de atrás y me follas algo se podrá arreglar

No os contarán el secreto, pero muchas acabarán follando en el asiento de atrás para conseguir que las lleven a alguna parte o incluso como le pasó a esta pibita de las gafas, que aprobó el examen de conducir después de tirarse al examinador. Y es que quién puede suspender a pelirrojas como estas, se te parte el corazón y se te endurece la polla al tener a una hembra así al lado, nerviosa, un poco excitada… La verdad es que el examen no estaba siendo una maravilla, y él con expresión pétrea ya le insinuaba que no aprobaría, pero cuando ella se fue al asiento de atrás para comentarle una cosa y relajarse, y le echó entonces la mano a su palanca de cambios, la actitud del muchacho comenzó a cambiar rápidamente…