Morena es secuestrada para satisfacer deseos ocultos

Pobre chica sí que la posa muy mal a morena es secuestrada para satisfacer los placeres de un hombre deseoso de probarla. Esto pasa cuando una chica no te da bola y el macho no se da por vencido y como sea quiere probara de los néctares de la muchacha, ahí es donde la última alternativa sale a la luz que es un secuestro el pendejo la encapucha y la amarra las manos para que no se escape y se la lleva en su camioneta a un lugar donde no hay testigos solo un pelado que es uno de sus empleados de sujeto es ahí donde se la levanta y la hace sus mujer entre juegos de castigo pero sin herir a la bella morenita.