Me estaban poniendo malo los culos de esas dos muchachas, la rubia y la negra, me las quería follar a las dos a la vez

Me quedé solo en el bar con estas dos guarras y me estaban poniendo malo, la polla no me cabía en la bragueta, joder cómo estaba la rubia, pero la negra estaba aún más buena, qué culos que tenían las dos, aghg… Me veían tan salido que empezaron a provocarme, a ver si era capaz de aguantar una follada ¡con las dos a la vez! Retos a mí… Empezaron a enseñarme las tetas y a menear el culito en mis morros incitándome a meterles un buen pollazo, así que me saqué la verga más tiesa que un mástil y se pusieron a chupármela las dos agarrándome con fuerza los huevos… Yo creía que no iba a aguantar, así que me alejé de ellas y empecé a follarme a la negra, aunque a la rubia también le iba a dar lo suyo.