Masajista pensó follar con su clienta pero no pudo

Una hermosa mujer de cuerpo fascinante quiere relajar el cuerpo y un masajista pensó follar como siempre lo hacer con sus clientas pero esta le salió todo lo contrario y le dejo con las ganas al pobre hombre que siempre se salía con las suyas. La mujer se va al vestuario a ponerse las prendas adecuadas para recibir sus masajes y como en esos lugares de alto nivel los masajes son al desnudo y te pueden ver todo y normal hasta te pueden tocar tus partes intimas y todo como si no hubiera pasado nada.

El masajista hábil le pasa con aceite todo el cuerpo y entre sus masajes ya por terminar se va a la parte intima de la señorita y empieza a masturbarse hasta el punto que le mete el dedo en su vagina y la mujer como un tempano de hielo no se movía pero vemos que hace puño para aguantar la tentación.