Madura le hace una mamada a su hijo para que se desahogue y además se deja follar por él, no es incesto, es caridad

Ella no lo considera incesto, no es que tenga una relación rara con su hijo ni nada de eso… Bueno, así piensa ella, que ve que su hijo, que tiene una buena polla y no está nada mal, no tiene demasiado éxito con las mujeres, que no se come un colín y se va a quedar virgen como siga así. De modo que una noche decidió estrenarlo, enseñarle un poco de sexo instructivo y de paso que dejara de masturbarse y probara el coño de una mujer de verdad. Primero le hizo una de esas mamadas esmeradas y cuidadosas para que no se corriera antes de tiempo, y luego buscó una postura agradable para que la penetrara y probara su primer coño, para que la follara a gusto y no tuviera miedo de correrse, que ella toma anticonceptivos.