La casa es pequeña y a la rubia de las tetas grandes esta raro es el momento en el que no se la follan, no tiene escapatoria

Es verano, hace calor, y un apartamento pequeño y casi sin ventanas como este es ideal para ir en bolas y al menos ahorrar un poco en aire acondicionado. El problema es que esta rubia está muy buena, que ese melonar a la vista tiene siempre empalmado a su novio, y que la casa es demasiado pequeña, tarde o temprano acaban como quien dice atascados en el mismo rincón y con la polla del chico a modo de barrera bajada. Total, que el otro día a esta rubia se le ocurrió poner la lavadora y dejar ese culo imponente suyo demasiado a la vista, y mirad cómo acabó la tipa, arrinconada contra la lavadora y por supuesto follada en modo centrifugado: a tope de carga, con mucha sacudida y mojado.