Jugando con las pelotas de su amado

En una bien conservadora la mujer se la pasa jugando con las pelotas de su preciado amado que no por vestirse como una princesa no tenga deseos de ser cogida. Están en momentos difíciles pero al cerrarse en la habitación de su amada parece que todo desaparece y los besos los llevan a un lugar que solo ellos reinan ahí, la damisela se quita toda su vestimenta y así mismo hace con su amado que lo desviste de y centrándose en la pija de él se lo chupa con todo el amor que lo tiene también buscando un asiento para más comodidad, rápidamente acaban el acto sexual pero lo disfrutaron los dos muy intensamente.

compartir...Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponDigg thisEmail this to someoneShare on Google+Share on Facebook
  • Llene el formulario para comentar:

    complete *