Grandes tetas de una mujer soldado

Ya empezando con el entrenamiento la mujer soldado tiene unas grandes tetas que con las justas le da el uniforme de su escuadrón. Sin poder jalar un cilindro la mina necesita ayuda pero llega un policía muy activo y guapo que en vez que le ayude a mover el cilindro la empieza a seducir y la otra bien que acepta rápidamente, se van a un lugar mas cómodo y menos concurrido ya que en la playa puede pasar alguna persona que los vean haciendo sus travesuras. El labial rojo que se puso la mujer de grandes tetas al momento de mamar el pito del policía lo mancha de rojo pero ella sigue y con más ganas hasta recibir su pedazo y una buena cantidad de leche en la boca.