Follando con su novia gamer, una pelirroja de grandes tetas que cuando le arriman una buena polla deja el mando de la videoconsola

Le da mucho morbo que su novia sea una gamer, que esté todo el día con videojuegos, la verdad es que siempre ha querido salir con una pelirroja así, que comparta su afición por las videoconsolas. Pero lo cierto es que desde que ella se pone a jugar en el salón, a la consola le hace poco caso, porque la ve ahí con esas tetas tan grandes y deliciosas, con esa expresión de concentración…, y bueno, se pone muy cachondo y enseguida le quita el mando y lo sustituye por su polla dura. Es la forma más efectiva de desengancharla de la pantalla, ponerla a cuatro patas en el salón y empotrarla. Luego ella ya no quiere hacer otra cosa que follar, se queda ahí tendida y desnuda, con ganas de más polla, y bueno, a él le quedan varios continues para seguir follándosela…