Esta tetona me pidió que la follase y que no dejase de mirarla, me puso a tope que me acercara su culito y que luego me la chupara

Cuando esta tetona me vino así mirándome fijamente me imaginé que quería tema conmigo, pero no sabía cuánto. Se le derretía el coño cada vez que la miraba yo a ella y le decía guarradas al follarla, me confesó, así que ese día quería que la grabara y que no dejara de observar su cuerpo mientras la penetraba. Uff, imaginaos cómo me puse ante tal revelación. Dejé que su tremendo culo chocara contra mí y se la metí hasta que no podía estar más dentro de ella, me estaba poniendo malo y me iba a correr, así que ella invirtió los papeles y fue directa a mi polla para chupármela, pero estaba vez me miraba ella, me pedía que me corriera con la mirada, y yo estaba a punto, joder, nada más de ver esas tetas y notar cómo se metía mi miembro en la boca y ya no lo soltaba…