Esta rubia se puso un conjunto de lencería muy sexy para poner cachondo a su novio, pero lo que mejor funcionó fue hacerle mamadas

A ver, que la rubia está tremenda y se la pondría dura hasta a un jubilado, pero lo que funcionó de verdad para empalmar a su novio no fue tanto el conjunto de lencería sexy roja y ajustada que se puso, con eso el chico se calentó y se puso a tono, la verdad, pero lo que lo volvió loco de ganas de follársela hasta romperla fue cuando ella le hizo una de esas mamadas tan ricas que sabe hacer, poniéndose de rodillas y chupándola sin usar las manos, acercándose ella la verga hasta su garganta con largas y lentas succiones, ufff, eso lo puso tan a tope que por poco no se corrió en su boca. Así que ahí fue directo ya a ponerla a cuatro patas y a dejarla dolorida de tanto pollazo seguido.