Esta MILF pone muy cachondos a los jóvenes deportistas que acuden a su consulta para una sesión de masajes

No lo puede evitar esta MILF, no es culpa suya estar tan buena ni que cuando se dobla para hacer los masajes sus grandes tetas se restrieguen contra los muchachos. A su consulta acuden muchos jóvenes deportistas, pero sucede que la mayoría acaban con la polla dura, y claro, se crean una situaciones incómodas. De hecho está empezando a sospechar que algunos chicos acuden más por salidos que por tener dolencias musculares, y no es de extrañar, porque al último le acercó las tetas al morro y se las dejó comer, y luego hasta le hizo una mamada en compensación por sobreexcitarlo tanto. Cuenta el chaval que la piba se puso tan cachonda al ver su erección que se le subió encima y se la acabó follando. Dolorido, porque no se había acabado el masaje, pero acabó muy feliz…