Esta jovencita siempre ha sido muy buena estudiante, pero cuando se dio cuenta de lo buena que estaba se presentó a un casting porno

Esta jovencita siempre ha sido en el instituto una estudiante modelo, pero un día se miró al espejo y se dio verdadera cuenta de lo buena que estaba y que si se lo proponía también podía ser una estrella del porno, así que sin quitarse las gafas ni perder ese aire de estudiante guarrilla que siempre ha tenido, se presentó a un casting porno armada con un buen par de tetas y respiró hondo. No sabía ella que se iba a tener que enfrentar a una polla y unos huevos de tamaño considerable como los de este compañero de prueba, que la penetró hasta dejarla exhausta, y no contento con follársela duro durante un buen rato, encima le dejó de recuerdo una corrida espectacular sobre toda su anatomía.