Esta jovencita se lo montó en la sauna con este gordaco al que le chupó la polla y lo montó hasta dejarlo deshidratado

Qué invento las saunas mixtas, la de situaciones cachondas que se pueden vivir ahí. Fijaos lo que pasó cuando esta jovencita adicta al sexo se quedó a solas con este señor mayor con unos cuantos kilos de más. No se cortó la muchacha y fue directa a su toalla, quería ver si la herramienta le seguía funcionando bien, cuántas mujeres se habría podido follar con ese pene y si aún tenía marcha en el cuerpo. Vamos, lo quería dejar seco a base de chupársela y de montarlo hasta deshidratarlo, que el sexo en la sauna puede marear bastante entre los vapores y el bajón de tensión que te da cuando una muchacha así te hace correrte salvajemente, pues menuda fierecilla está hecha.