El novio de mi tía no pudo resistirse cuando le provoqué en el sofá y me lo acabé follando, y además le dejé por el culo

Sé que soy un poco puta y desleal, pero qué se le va a hacer, me gusta el sexo, y yo no tengo la culpa de que mi tía se ligue a tíos tan buenos y descerebrados. Al último no me costó nada provocarlo. Nos habíamos quedado solos por el salón y me puse en plan gatita en celo sobre el sofá, con ropa muy corta y ceñida, y el chico respondió enseguida a los encantos de una rubia como yo. Enseguida me abordó y me quiso penetrar, pero yo le sorprendí redirigiendo mi polla a mi ano, porque quería que me la metiera por el culo. A lo mejor mi tía no le dejaba follarla por ahí, así que mira, iba a ser mi regalo, mi buena obra del día, y la verdad es que me encantó cómo me la metió, ummmm.