El deporte nos calienta y nos excita

Cachonda jovencita sabe que el deporte nos calienta pero a ella de paso le excita y no puede controlarlo. El practicar box y tener un instructor que la para molestando es algo que tiene que controlar todos los días que va a hacer ejercicios de box, pero llego el día que no pudo controlar esas hormonas locas y se le insinúa al profesor pegando su colita al miembro viril de él para provocarlo y que le haga suya no paso ni dos minutos y ya está de rodillas la pendeja como toda una aguantada pidiendo el chupete para meterlo a la boca, recibe su castigo a tanta amargura que le ocasiono a su maestro por no aprender rápidamente pero con una buena follada en como si empezaran de cero pero con más confianza.