Déjame que te vea el coño cariño que no me importa que no te hayas depilado, sabes que me gustan las velludas

Esta morenita trabaja como modelo, y aunque está acostumbrada a posar en pelotas, cuando su novio le viene en plan creativo y con la cámara en mano, se muestra muy reacia. Ella tiene que estar perfecta, o de lo contrario no quiere salir en pantalla. Pero nada, que su chico se ha empeñado, no le vale la excusa de que no se haya depilado estos últimos días. De hecho, a él le gustan las morenitas velludas como ella, meterle la polla y frotarle el clítoris debajo de los pelillos negros que tanto morbo le dan. Además, no es cierto que no esté depilada, todo ese bosque púbico tiene un corte muy sexy, ya veréis cuando la pibita finalmente quite las sábanas y se abra de piernas ante la cámara. A cortar maleza y lo que haga falta, oye.