Déjame que te ponga dura tu polla negra, la tienes tremenda, me encanta chuparte los huevos y ponerte a cien antes de follarte

Me vuelve loca tu polla, ¿sabes? Los penes negros así despiertan mis ansias de hacer mamadas, de succionártela hasta que te duela de lo dura que se te pone. Venga, ponte ahí y relájate, que te voy a comer hasta los huevos, te voy a poner a punto de correrte y voy a restregar tu verga entre mis tetas mientras te miro, mientras te digo cochinadas y te pones cachondo con mi cuerpo desnudo. Vas a estar tan a punto de correrte que te va a doler la cabeza y las pelotas, pero no voy a ser mala contigo, luego te voy a dejar follarme, me voy a poner a cuatro patas para que no pares de metérmela, para que no pares hasta que no puedas más y estalles de placer conmigo.